Derrama bicarbonato de sodio sobre tu colchón y mira lo que sucederá

El mercado está lleno de todo tipo de detergentes y limpiadores que pueden perjudicar nuestra salud. Pero en la cocina es fácil encontrar un remedio totalmente inofensivo que puede hacer un milagro en tu hogar.

Aquí algunas formas de usar el bicarbonato de sodio que te ayudarán a evitar las tintorerías costosas.

Esta manera de limpiar el colchón le quitará la suciedad: el sudor, las células de la piel muertas, el polvo y el olor.

Para empezar, aspira todo el colchón. Luego, usando un tamizador, distribuye de manera uniforme una caja de bicarbonato de sodio (si quieres, puedes agregar 10-15 gotas de algún aceite esencial) por toda su superficie. Deja el colchón reposar durante algunas horas, o mejor, durante todo el día. Luego aspira nuevamente para retirar todo el bicarbonato.

En un recipiente, mezcla 1 cda. de bicarbonato de sodio y detergente (opcional). Luego agrega 1 vaso de agua hervida tibia y 4-5 cdas. de vinagre blanco al 9%. La mezcla empezará a producir mucha espuma, por eso para su preparación usa un recipiente grande. Revuelve todo bien y vierte la mezcla en un atomizador.

Aspira tus tapetes, alfombras o muebles. Pulveriza la solución por 5-10 segundos, luego retira el líquido con una esponja (de ser necesario, frota las áreas problemáticas). Repite hasta obtener el resultado deseado pero ten cuidado para que la mezcla no se absorba por la tela.

La solución de bicarbonato y vinagre se puede utilizar para cualquier tipo de telas menos telas naturales.

  • Precio bajo.
  • No es nada tóxico.
  • Absorbe la suciedad y la humedad.
  • Sustituye muchos productos de limpieza.
  • Elimina los aromas desagradables.
  • Puede matar muchos microorganismos.