DEBE LEER: ¡El hábito extremo de morderse las uñas mató a este hombre!

odos pensamos que morderse las uñas es un signo de nerviosismo. Sin embargo, podría ser la causa de muchos problemas y, a veces, podría tener un final fatal, como la muerte.

Si usted, o alguien que conoce, tiene este hábito, dé su mejor esfuerzo para darse por vencido mientras no sea demasiado tarde.

Este es John Gardener, un hombre de 40 años que no pudo dejar de morderse las uñas, incluso después de la prohibición de su médico. Este hábito lo llevó a una infección séptica dolorosa y un ataque al corazón.

El morderse las uñas es realmente peligroso. Los médicos dijeron que había estado mordiéndose las uñas hasta que comenzaron a sangrar. Debido a eso, sus dedos se arruinaron y se volvieron insensibles al dolor. La causa de esto fue la ansiedad y la depresión.

“Las uñas de John siempre han estado en mal estado y con frecuencia sangran”, dijo el Dr. Vernon.

La hemorragia inicial empeoró y una de estas heridas tuvo una infección séptica. Incluso los antibióticos no pudieron ayudar y al final sus dedos fueron amputados. Se sintió bien durante algún tiempo, pero esto no duró mucho. Según el cirujano, solo unos pocos días después del cumpleaños número 40 de John, tuvo un ataque al corazón debido a una infección séptica.

“Esto no se esperaba, dijo Jean Gardener (la madre de John). Nos golpeó muy fuerte, no quiero que esto le pase a nadie, esto es una verdadera tragedia”.